Cerceda  91 842 02 71  ·  Moralzarzal  91 857 70 33  ·  Villalba  91 819 13 22  ·  Soto  91 847 99 63

La pizza artesana es una comida de calidad, ¡no comida basura!

A veces las etiquetas pesan más de lo que nos gustaría. Pasa como con todo en la vida. Se cuenta algo, se repite, y ya se queda ahí por los siglos de los siglos.

Como una bola que va creciendo, en España, sobre todo en los años 2000, se habló de que la pizza era comida basura. Para entenderlo hay que plantearse bien, ¿qué es una pizza?

Efectivamente, hay muchos platos a los que se le llama pizza. Pero de pizza, tienen poco. Porque la casera, la tradicional, tal y como la preparamos en Solopizza, está muy lejos de ser lo entendido como comida basura.

¿Cuáles son sus orígenes?

La pizza está estrechamente ligada al descubrimiento de la levadura, y como consecuencia, al consumo de pan. Ahí ya surgieron las primeras formas que recuerdan al manjar que servimos en nuestros locales de Moralzarzal, Villalba, Soto del Real y Cerceda.

Más adelante, empezaron a llegar tomates desde América, y en Italia se empezó a elaborar lo que hoy es considerada como la receta tradicional de la pizza.

¿Qué es realmente comida basura?

En resumen, es la comida que no aporta suficientes nutrientes al cuerpo. Sea en las cantidades que sea.

Es un tipo de alimentación desaconsejado, ya que si se mantiene a largo plazo, puede tener consecuencias negativas para la salud de las personas. Y que, en la mayoría de ocasiones, promueve un estilo de vida poco recomendable.

En los últimos años se ha asociado de manera incomprensible a la pizza con la comida basura. ¿El motivo? La baja calidad de las que son precocinadas y pertenecientes a franquicias que no han sabido cuidar su producto principal. Pero cuando los ingredientes son de calidad, sí que aporta los nutrientes necesarios. Por eso la elección lo es todo. Una elección que tiene como base la confianza, la transparencia y los argumentos.

Solopizza apuesta por ingredientes de calidad, ricos, para luchar contra este estigma que afecta a un tipo de gastronomía con prestigio en el mundo entero.

¿Solo se piensa así en España?

No. Es una tendencia que también se ha extendido por otras partes del mundo, y, que, como foco principal tiene a los Estados Unidos de América. Ya que allí se empezó a hacer un tipo de pizzas alejadas del modelo tradicional, lo que derivó, más tarde, en un producto poco elaborado, de bajo coste y con potenciadores de sabores artificiales.

Esta forma que abarata el dinero de producción se extendió inevitablemente por muchos países. Incluido España. Pero no solo se piensa así aquí.

¿Cuál es la solución?

Hacer oídos sordos y saber elegir. Porque es probable que muchos servicios de pizzerías apuesten por la solución más rápida y fácil. Crear un producto rápido y barato para aprovechar el tirón de una de las comidas más populares de los últimos tiempos.

En Solopizza tenemos un compromiso firme: no queremos relación de ningún tipo con este concepto. ¡Ven a cualquiera de nuestros locales y comprueba por ti mismo lo que te contamos!               

Leave a comment