Cerceda  91 842 02 71  ·  Moralzarzal  91 857 70 33  ·  Villalba  91 819 13 22  ·  Soto  91 847 99 63

La diferencia entre una pizza de calidad y una que no lo es

Todos perseguimos la pizza de calidad. Tanto cuando es de elaboración propia como cuando asistimos a un local especializado para que nos la sirvan.

Evidentemente, cada uno establecemos unos criterios para considerar si algo (no tiene por qué ser una comida) es de calidad o no. Pero en el artículo de esta semana te vamos a contar algunos pasos que tienes que valorar para saber si estás ante un producto, en condiciones, de nuestra comida favorita.

Te esperamos en Solopizza, donde nuestra máxima es que disfrutes de una pizza de calidad con familia y amigos. Con quien prefieras, pero queremos que siempre disfrutes de la experiencia. Estamos disponibles en Moralzarzal, Soto del Real, Villalba y Cerceda. ¡Visítanos si resides, trabajas o te mueves cerca de la Sierra de Madrid!

Masa y horneado

Para que la masa sea de calidad, hay que atender al tiempo de fermentación y al tipo de harina que se usa. Porque, con la combinación adecuada, lograremos que sea más ligera y digerible para el consumidor.

Para elegir el tipo de harina hay que jugar también con la temperatura. Ahora se entiende que hacer bien una pizza es casi una cuestión de arte.

Una curiosidad: dependiendo de la época del año, la fermentación recomendable puede pasar desde las 24 a las 48 horas.

En cuanto a su elaboración puede ser a mano o con un rodillo. En Solopizza optamos por estirarla a mano, ya que, según sabemos, de la otra forma se rompen los alvéolos formados durante la fermentación.

Otra parte importante es el horneado, que siempre debe de mantenerse a una temperatura óptima. También recomendamos precalentar el horno unos quince minutos antes.

El tiempo que tiene que estar la pizza dentro del horno está determinado por la temperatura. Y, la altura, está condicionada dependiendo de si se trata de un horno eléctrico, o no. En este último caso podemos jugar para que quede más dorada y crujiente. Según el gusto de cada uno.

Lo que asegura el éxito es estar pendiente y realizar comprobaciones periódicas. Aunque no hay que abusar. La impaciencia es mala compañera de la cocina. ¡Cuidar los tiempos es la mejor forma de garantizar un sabor espectacular!

Por otra parte, ¡evita a toda costa las pizzas poco hechas o pasadas de punto!

La importancia de invertir en buenos ingredientes

Un error común es pensar que la pizza es el producto ideal para usar las sobra, o aprovechar la comida. Se puede hacer, claro. Pero es imposible conseguir una pizza de calidad sin unos ingredientes que marquen la diferencia.

Evidentemente, hay pizzas de todo tipo. Pero una inversión en buenos alimentos te garantiza el éxito de cara a los amantes de la pizza más exigentes.

Un secreto: elabora tus pizzas con el mejor queso. Y fúndelo correctamente. Es la forma de ganarse el beneplácito de todos los comensales.

No escatimar en el tiempo de elaboración

La experiencia nos dice que, al final, lo que más determina la excelencia es la cantidad de tiempo que se invierte en una actividad. Aquí cuentan los años de experiencia (donde se aprende y se gana maestría) y el tiempo de elaboración de cada pizza, en este caso.

En Solopizza somos especialistas. Cuéntanos tus secretos, y nosotros te contaremos los nuestros para que nuestra comida favorita siempre esté perfecta. ¡Y visítanos cuando te apetezca! También tenemos servicio de recogida y de envío a domicilio.

Leave a comment